1

Programacion Diaria
1 am. - 23 pm.

Rumberisima 92.3 FM

Publicado el Martes, 13 de Septiembre del 2022 rumberisima 923

Hungria acusa a netflix de violar la ley por beso lesbico en la serie infantil j

  • rumberisma

Raynell Guerrero

28 Visitas
Cine

La autoridad reguladora de medios de Hungría ha determinado que la plataforma digital Netflix ha violado una de sus leyes, controvertida por considerarse homófoba, al transmitir beso lésbico en la serie de animación Jurassic World: Camp Cretaceous

A esa conclusión llegó el consejo de la Autoridad Nacional de Medios y Servicios de Noticias (NMHH) tras analizar una denuncia de un ciudadano contra un episodio de esa serie por mostrar el amor de dos personas (ficticias) del mismo sexo.

«Defensa de los menores»

Aprobada el año pasado en medio de una polémica que traspasó las fronteras de Hungría, la ley llamada de «defensa de los menores» prohíbe hablar sobre o presentar la homosexualidad en programas para menores.

«La investigación concluyó que esta escena (la del beso) y la representación de criaturas que causan terror, que persiguen a los personajes, podrían ser perjudiciales para el desarrollo de la personalidad de los niños», afirmó.                                                                                                                                                                                                                                   La NMHH, aunque reconoce que no tiene autoridad sobre Netflix por tratarse de una empresa registrada en el extranjero (Países Bajos), adelantó que informará a las autoridades neerlandesas para que analicen la queja. 

Según la autoridad húngara, el programa solo podría haber sido transmitido con la advertencia de que no es apta para menores de 12 años de edad, añade.

Es «una vergüenza»

El año pasado, el Parlamento aprobó, con los votos del gobernante Fidesz del primer ministro, el ultranacionalista Viktor Orbán, una ley que vincula la homosexualidad con la pedofilia y prohíbe hablar de la homosexualidad y el cambio de sexo a menores de edad, sea en las escuelas o en los medios dedicados a menores.

Para la Comisión Europea esa ley, tachada de homófoba, es «una vergüenza».